¿Sentarnos en el inodoro puede ser causante del desarrollo de divertículos? Hoy números estudios demuestran la vinculación del uso del inodoro moderno a desarrollo de esta patología.

Los divertículos son un tipo de hernia causada por años de hacer presión. La capa externa del colon se rompe y permite que el revestimiento interno (la «mucosa») forme protuberancias o bolsas. Es similar a la cámara de una llanta usada que se abomba y sale por los puntos más débiles.

Los divertículos aparecen usualmente en el colon sigmoide, en la sección izquierda inferior del abdomen. Para citar el sitio Web del Colegio Médico de Wisconsin:

Cerca de la mitad de los estadounidenses de entre 60 y 80 años, y casi todos los de más de 80, tienen divertículos. Cuando las bolsas se infectan o se inflaman, la condición se llama diverticulitis. Esto sucede en el 10 a 25% de quienes lo padecen…

… los divertículos pueden producir complicaciones tales como infecciones, perforaciones o desgarramientos, bloqueos, o sangrado. Estas complicaciones siempre requieren tratamiento (cirugía) para evitar que avancen y causen enfermedades serias.

Estas estadísticas parecieran implicar que la diverticulosis es una parte inevitable de hacerse viejo. El Dr. Berko Sikirov, el médico israelí que realizó exitosas investigaciones clínicas del uso de la postura en cuclillas para tratar las hemorroides, no está de acuerdo:

La diverticulosis colónica se desarrolla como resultado de esfuerzo excesivo durante la defecación debido a la habitual postura sentada, típica del hombre occidental. La magnitud del esfuerzo durante el vaciado habitual del intestino en la postura sentada es por lo menos tres veces mayor que en la postura en cuclillas cuando llega el impulso. La otra postura para la defecación es típica de las letrinas empleadas en los países subdesarrollados.

Los intestinos del hombre occidental están sujetos a presiones excesivas durante toda la vida, lo cual resulta en protuberancias en la mucosa en las paredes del intestino, en los puntos de menor resistencia. Esta hipótesis es consistente con hallazgos recientes de elastosis de los músculos de las paredes del intestino y la distribución de los divertículos a lo largo del colon, así como con datos epidemiológicos sobre el surgimiento de la diverticulosis como problema médico y su frecuencia geográfica.

La frecuencia geográfica mencionada por el Dr. Sikirov está confirmada por medicinenet.com, un respetado sitio Web médico:

La enfermedad diverticular es común en el mundo occidental pero es extremadamente rara en áreas tales como Asia y África.

La medicina estándar nunca ha considerado la relevancia de la postura de evacuación en el desarrollo de los divertículos. Sin ofrecer ninguna prueba, se ha tratado de culpar a la «fibra dietética insuficiente». Por ejemplo, The Mayo Clinic on Digestive Health observa:

La enfermedad diverticular emergió luego de la introducción de los molinos de acero, que redujeron grandemente el contenido de fibra de la harina y de otros granos. La enfermedad se observó por primera vez en Estados Unidos al inicio del Siglo XX, cercana a cuando la comida procesada se incorporó a la dieta americana …

La Clínica Mayo se ha enfocado en el más agradable «lado de la entrada», olvidando aparentemente que la diverticulosis es una enfermedad del «lado de salida». Pero la misma Revolución Industrial que produjo los molinos de acero también transformó los hábitos para ir al baño de la sociedad occidental: de la postura en cuclillas a sentarse.

A medida que el trono de porcelana proliferó, el esfuerzo se convirtió en la norma, y la incidencia de la diverticulosis se comenzó a incrementar.

La evacuación sentada daña el colon sigmoide en tres formas:

  1. En la posición sentada, el recto es estrangulado por el músculo puborrectal y debe abrirse mediante presión y esfuerzo.
  2. Como la salida está obstruida, los desechos se regresan al colon sigmoide, en donde se estancan y ejercen presión constante en las paredes.
  3. El colon pierde el soporte natural ofrecido por los muslos al estar en cuclillas. Como se mencionó antes, la diverticulosis es un tipo de hernia. En la posición en cuclillas, los muslos cumplen la misma función que el cinturón que se ponen los pesistas para evitar las hernias.

El 95% de los casos de diverticulosis suceden en el colon sigmoide. Esto se debe a la pronunciada curva o «pliegue» donde el sigmoide se junta con el recto (como se muestra aquí). El Dr. William Welles explica:

Cuando presionamos sin el soporte adecuado, el grado del pliegue en esta unión se incrementa, y limita la cantidad de la eliminación a aquello que esté contenido bajo el pliegue.

Ejercer presión es por tanto contraproducente –pero inevitable– mientras sigamos usando una postura antinatural para ir al baño. La lesión autoprovocada llamada «diverticulosis» es el resultado inevitable.

Epílogo

La afirmación de que la fibra en la dieta protege contra la diverticulosis finalmente pudo ser examinada en un estudio reciente con 2,104 participantes de entre 30 y 80 años de edad. Se les hicieron colonoscopías ambulatorias desde 1998 hasta 2010, junto con entrevistas acerca de su dieta y actividad física.

El estudio fue publicado en el número de febrero de 2012 de la revista Gastroenterology, y encontró que:

«La dieta alta en fibra y una mayor frecuencia de evacuaciones se asocian con una mayor, no menor, prevalencia de diverticulosis. Las hipótesis acerca de los factores de riesgo en la diverticulosis asintomática deben reconsiderarse”.

En una entrevista, la autora principal de la publicación, Dra. Anne F. Peery, lo dijo más directamente: 

“Nuestro estudio puso en claro que realmente no comprendemos por qué se forman los divertículos”.

El artículo de la revista también analiza el impacto y costos de ese padecimiento: “Las complicaciones de la diverticulosis causan una morbilidad considerable en Estados Unidos; los gastos por atención médica para esta enfermedad se estiman en 2,500 millones de dólares al año”.

 

Fuente: Investigación de Jonathan Isbit de Natural Plataform